Por Cristóbal Aguilera[1] y Tomás Henríquez[2]

I. Proyecto de despenalización del aborto

En el reporte anterior sobre el proyecto de aborto cuya discusión se lleva a cabo en el Congreso de Chile –Proyecto de ley: despenalización del aborto en Chile[3]– se presentó un resumen de la tramitación legislativa desde la presentación del proyecto hasta el 1 de septiembre del año 2015. En esta oportunidad, analizaremos lo que ha sucedido luego de dicha fecha, sobre todo lo relativo a las modificaciones que ha sufrido el proyecto y la discusión que se ha seguido en la Comisión de Constitución[4].

Modificaciones al proyecto en la Comisión de Salud

El proyecto de ley que comentamos, fue ingresado en enero del año 2015 a la Cámara de Diputados. La comisión designada para abordar su estudio, fue la Comisión de Salud, la cual evacuó su informe y votó a favor del proyecto a mediados del mes de septiembre del mismo año. En dicha votación, se mantuvo la idea de legislar sobre el aborto en las tres causales incluidas al inicio, pero se modificaron ciertos aspectos de la propuesta original del Ejecutivo. Los cambios más relevantes son:

1) Respecto de la primera causal -riesgo de vida de la madre- se modificó la frase “riesgo de vida, presente o futuro” eliminando las palabras “presente o futuro”. A pesar de que el cambio puede parecer a primera vista beneficioso, resulta altamente perjudicial, ya que la figura “riesgo vital” es amplísima, y en ella puede caber riesgo presente, riego futuro, riesgo inminente, etcétera.[5] A lo anterior se debe sumar la crítica según la cual el fundamento de esta causal es innecesario, ya que el médico, cuando una mujer se encuentra en peligro vital, debe intervenir para salvar su vida. En este sentido, el Presidente de la instancia asesora en materias éticas del Colegio Médico de Chile, el doctor Julio Montt, confirma que “en Chile desde hace muchos años los médicos realizan abortos terapéuticos cuando está en peligro la vida de la madre, lo que nunca ha sido sancionado ni tampoco ha generado demandas. Esto está dentro de la tarea del facultativo” [6].

2) Respecto de la segunda causal -cuando el feto es inviable- se modificó la frase “alteración congénita incompatible con vida extrauterina” quedando “alteración congénita de carácter letal”. Con todo, se mantiene en pie la crítica que afirma la imposibilidad de que se emita un diagnóstico clínico con un pronóstico certero sobre la enfermedad que sufre el feto. En este sentido, es absolutamente irresponsable justificar el aborto en virtud de un pronóstico incierto, contradicho en los hechos por un sinnúmero de casos[7]. A lo anterior se suma la crítica del presidente de la Corte Suprema, Sergio Muñoz, quien se preguntó si con la modificación que incorpora concepto carácter letal se estaba sentando un criterio más exigente para abortar o si, por el contrario, se estaba ampliando la causal. Asimismo, se preguntó si con la nueva redacción se podrían abortar fetos que sólo sobrevivirían extrauterinamente de modo artificial, todo lo cual es incierto[8].

3) Respecto de la tercera causal -violación- se modificó la edad gestacional que debe tener el feto para poder eliminarlo, bajando de 18 semanas a 14 semanas. Sin embargo, gran parte de los delitos de violación no dejan rastro para poder identificarlos o, al poco tiempo, desaparecen dichos rastros. Por lo mismo, no está claro qué será realmente lo que se exigirá para abortar por causa de violación: ¿sólo la denuncia?; ¿una condena por delito de violación? Se suma también la crítica del presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, quien señaló que “son los tribunales de justicia los que deben asumir la responsabilidad de verificar si hay violación para que se persiga el delito causante del embarazo y no los médicos, como este proyecto propone”.[9]

4) La cuarta modificación, tiene que ver con la autorización que debe tener una niña menor de 14 años para abortar. El proyecto sostiene que un juez podrá autorizar que una niña menor de 14 años pueda practicarse un aborto, aun cuando sus padres se opongan. Incluso, luego de la autorización de juez -dice el proyecto de ley- “no será admitida oposición.” Esto, como se puede ver, constituye una gravísima vulneración al derecho preferente de los padres de educar a sus hijos.

5) Finalmente, la última modificación relevante, tiene que ver con la incorporación de un supuesto plan de acompañamiento para las mujeres que quiera o no quiera abortar. Dicho plan, cuya glosa presupuestaria no está clara, no se corresponde con los verdaderos programas de acompañamiento, que siempre tiene por objetivo disuadir a la mujer del aborto, conscientes de que es la mejor opción frente a la realidad de un embarazo complejo.[10]

Es importante aclarar, que las críticas que hemos realizado no tienen por objeto mejorar el proyecto, sino demostrar, desde el punto de vista meramente técnico, que la iniciativa presenta diversos errores. En este sentido, se sigue sosteniendo que ningún cambio al proyecto podría justificar su aprobación, ya que, aunque el aborto se restrinja a un solo supuesto, igualmente será una acción moralmente injusta que jamás debe permitirse.

Principales críticas en la Comisión de Constitución

Luego de que la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados estudiara el proyecto, este pasó a la Comisión de Constitución. Desde octubre del año 2015, han asistido diversos especialistas a la comisión, quienes han puesto diversas críticas sobre la mesa. Las principales son las siguientes:

1) Entre los temas que se han expuesto en la Comisión de Constitución, probablemente no haya otro más relevante que el referido a la dignidad del hombre. En este sentido, tanto el profesor de derecho penal de la Universidad Diego Portales, Fernando Londoño, como el profesor de filosofía del derecho de la Pontificia Universidad Católica, Álvaro Ferrer (actual miembro del directorio de Comunidad y Justicia), han sido enfáticos en señalar que el proyecto de aborto destruye el concepto constitucional de la dignidad, ya que autorizaría destruir a un individuo de la especia humana en las tres circunstancias mencionadas.

2) Otra discusión de gran relevancia, tiene que ver con la existencia del supuesto derecho a abortar. En esta línea, el profesor de derecho internacional de la Pontificia Universidad Católica, Álvaro Paúl (actual miembro del directorio de Comunidad y Justicia), afirmó que el supuesto derecho al aborto no existe en el ámbito del derecho internacional. Señaló a la Comisión que no existe ningún Tratado Internacional sobre derecho humanos vinculante para nuestro país, que reconozca y proteja el derecho al aborto[11].

3) Se ha criticado también, de manera incansable, que a pesar de que el proyecto fue introducido con la supuesta finalidad de despenalizar el aborto, el proyecto no despenaliza, sino que legaliza el aborto. Esto se advierte en el articulado del proyecto, ya que no propone meramente reformar el Código Penal, dejando de sancionar a las mujeres que abortan en las tres casuales, sino también eliminar la prohibición absoluta de realizar actos cuyo fin sea provocar un aborto del Código Sanitario[12], legalizando el aborto en los tres supuestos. Esto ha sido corroborado incluso por diputados promotores del proyecto, como el diputado de la democracia cristiana Fuad Chahín, quien afirmó en la sesión del día 6 de enero de 2016, que “el proyecto de aborto la verdad es que legaliza y no sólo despenaliza”.

4) Finalmente, se ha hecho ver que en el caso de la segunda causa -inviabilidad del feto- hay un problema especialmente grave, que tiene que ver con los niños que son abortados y nacen vivos. La pregunta que cabe hacerse, es qué ocurrirá con aquellos niños que fueron declarados inviables, pero que luego de haberse interrumpido el embarazo (que es la acción que el proyecto permitirá hacer al médico), el niño nace vivo y vive un tiempo (por ejemplo, cuando se le diagnostica anencefalia y se interrumpe el embarazo a las 30 semanas): ¿Se omitirá respecto de ellos los cuidados médicos? ¿El Estado se hará cargo de los gastos que se incurran en los tratamientos para el niño? ¿Se hará todo lo posible por salvarle la vida? ¿El médico será responsable por el mal diagnóstico de la supuesta inviabilidad? La experiencia comparada sostiene que, frente a una situación como la descrita, los médicos en vez de “interrumpir” el embarazo, le inyectan cloruro de potasio al corazón del niño para que muera dentro del vientre, eliminando no sólo al feto sino toda posibilidad de que habiendo mediado un diagnóstico erróneo se pongan los medios para salvar craso error.

Lo que se viene

Luego de que la comisión de Constitución evacue su informe, y realice las modificaciones que crea pertinente, el proyecto pasará a la Comisión de Hacienda con el fin de analizar los temas presupuestarios. Luego, el proyecto deberá votarse en la sala de la Cámara de Diputados -compuesta por los 120 congresistas-, finalizando, así, el primer trámite legislativo.[13] El segundo trámite legislativo corresponde al Senado, quien estará a cargo de revisar el trabajo hecho por la Cámara, a través de un proceso similar al anterior.

II. Acompañamiento: verdadera solución ante problema de embarazo vulnerable.

Ante la propuesta del aborto, ha surgido otra opción más humana y efectiva frente a los embarazos vulnerables: el acompañamiento.

Embarazo vulnerable y acompañamiento

En un estudio realizado por el Instituto Melisa, y dirigido por el epidemiólogo Elard Koch[14], donde se analizaron más de 3100 casos de mujeres con embarazos vulnerables[15], se demostró que la causa que lleva a las mujeres a abortar en Chile, son las situaciones de vulnerabilidad en que estas se encuentran. Estas situaciones van desde factores psicosociales, como el abandono de la pareja, pérdida de expectativas de vida, expulsión del hogar, hasta factores propios del embarazo, como malformaciones congénitas letales del feto o riesgo vital de la madre [16].

El estudio concluye que, frente a la realidad del embarazo vulnerable, lo más efectivo para revertir la vulnerabilidad de la mujer y prevenir el aborto, es un plan de acompañamiento integral. Según cifras de la Fundación Chile Unido, un 85% de las mujeres que reciben acompañamiento psicosocial íntegra, y que tenían alto riesgo de abortar -por su situación de vulnerabilidad- deciden continuar con su embarazo de forma tranquila y esperanzada.[17]

Proyecto de ley de acompañamiento integral

Son diversos los proyectos de ley que se han ingresado al Congreso con el fin de regular un plan de acompañamiento.[18] Sin embargo, ninguna de las iniciativas ha prosperado, ya que no han recibido todo el apoyo político que requiere.

Con todo, es necesario rescatar el trabajo que ha realizado la ex senadora de la Democracia Cristiana, Soledad Alvear, quien ha insistido desde el inicio de la discusión[19], que se legisle un proyecto integral de acompañamiento, realizando una propuesta contundente en este sentido.[20]

[1] Licenciado en ciencias jurídicas y sociales, Universidad de los Andes. Coordinador Legislativo ONG Comunidad y Justicia.

[2] Licenciado en ciencias jurídicas y sociales, Pontifica Universidad Católica de Chile, abogado de la república 2011, LLM in international legal studies with a certificate in international human rigths law, Georgetown university. Director ejecutivo de ONG Comunidad y Justicia.

[3] Elaborado por Patricia Gonnelle y enviado el 1 de septiembre de 2015.

[4] Para seguir la tramitación: https://www.camara.cl/pley/pley_detalle.aspx?prmID=10315&prmBoletin=9895-11

[5] Conforme al aforismo jurídico según el cual: si el legislador no distingue no es lícito al interprete distinguir.

[6] Diario La Segunda, 26 de mayo del 2014
[7] Bebé milagro condenada a morir desafía a la ciencia y cumple 15 meses de vida: https://www.aciprensa.com/noticias/bebe-milagro-condenada-a-morir-desafia-a-la-ciencia-y-cumple-15-meses-de-vida-87960/
[8] Oficio 105-201, Informe Corte Suprema a proyecto de ley de aborto, Santiago, 2 octubre de 2015.
[9] Colegio Médico acusa ambigüedad en proyecto de aborto y apunta críticas a causal de violación: http://www.biobiochile.cl/2015/08/12/colegio-medico-acusa-ambiguedad-en-proyecto-de-aborto-y-apunta-criticas-a-causal-de-violacion.shtml.
[10] La fundación Chile Unido ofrece un programa de acompañamiento muy exitoso, con más de 15 años de experiencia: http://www.chileunido.cl/.

[11] El Instituto Nacional de Derechos Humanos, en la misma línea, afirmó en su informe anual 2014 que: “Para apoyar la opción de no tener hijos, los organismos internacionales han privilegiado como método la prevención de embarazos no deseados. Si bien la decisión de interrumpir un embarazo no se prohíbe expresamente, tampoco ha sido reconocida como derecho en sí mismo” (p. 196).

[12] Ver Art. 119. Código Sanitario. Disponible en: http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=5595

[13] Es muy difícil, dado los vaivenes de la contingencia política, predecir cuándo se votará el proyecto en la sala de la Cámara de Diputados. Con todo, si tuviéramos que arriesgarnos a indicar una fecha de la votación, diríamos que sería a fines del mes de abril. Esta votación constituiría un hito -negativo, por cierto- en la historia legislativa de Chile, ya que nunca, en nuestros 200 años de república, un proyecto de aborto ha pasado un trámite legislativo.

[14] Cfr. Elard Koch, “Impact of Reproductive Laws on Maternal Mortality: Recent Scientific Evidence from Natural Experiments On Different Populations. Lecture at the Life & Family event in the United Nations”, The Linacre Quarterly, 2013; 80 (2): 151-60. (Disponible en la World Wide Web: http://www.alliancedefendingfreedom.org/MDGs)

[15] Este estudio se realizó utilizando las estadísticas del Programa de Acompañamiento Integral “Acoge una Vida” implementado por Fundación Chile Unido

[16] ONG Comunidad y Justicia, Corporación Idea País. “Embarazo Vulnerable, Realidad y Propuestas”, 2014. (Disponible en: http://ideapais.cl/especiales/embarazo-vulnerable-realidad-y-propuestas/)

[17] http://www.chileunido.cl/wp-content/uploads/2015/06/2015.-Argumentos-frente-a-la-Despenalizacion-del-Aborto-Fundaci_n-Chile-Unido-FINAL-BAJA.pdf

[18] El último fue ingresado durante el mes de enero del año 2015 (por diputados de distintas sensibilidades políticas), poco tiempo antes que se presentara el proyecto de aborto: https://www.camara.cl/pley/pley_detalle.aspx?prmID=10294&prmBoletin=9873-11 (este proyecto fue realizado con apoyo de ONG Comunidad y Justicia).

[19] Por ejemplo, enviando columnas a diversos diarios de Chile, como la siguiente: “Acompañamiento” http://voces.latercera.com/2015/10/14/soledad-alvear/acompanamiento/

[20] Este proyecto no ha sido ingresado, ya que sólo puede ser propuesto por el gobierno. Sin embargo, constituye una propuesta contundente sobre el tema: http://www.eldemocrata.cl/wp-content/uploads/2015/09/PDC-Estructura-para-un-Sistema-de-Acompa%C3%B1amiento1.pdf

 

Compartir: